jueves, 26 de febrero de 2009

A Jimmy thing...


La primera vez que vi a Jimmy, en el cuarto piso del Hospital del Niño, era un niño callado de Piura al que le gustaba pintar. Decía que no podía bajar a la Misa porque estaba en reposo, pero tal vez sí lo dejaban si era en una silla de ruedas.
Pregunté a la enfermera si Jimmy podía bajar en la silla y ella dijo que sí. Así que empujé la silla de ruedas y él me pedía que fuera más rápido, prácticamente que corra por los pasillos del hospital. Esto se repetía cada semana que iba y lo veía.

Jimmy no parecía estar enfermo ni en reposo. Tenía una gran vitalidad que utilizaba haciendo manualidades en la casita de juegos. Nos enseñaba lo que hacía cada semana muy orgulloso. Tenía todo guardado ordenadamente en una bolsa en un cajón de la mesa del costado de su cama.
Nunca decía que algo le dolía, por lo que siempre le preguntábamos si en verdad estaba enfermo. Jimmy simplemente "estaba en reposo".

Siempre he pensado que no es muy bonito visitar a un enfermo que no hace nada por recuperarse o piensa que todo está perdido. De echo, siempre se trata de infundir esperanzas de recuperación. Por esto, era muy agradable visitar a Jimmy, porque siempre actuaba como si fuera un niño sano (en reposo) en un cuarto con muchos amigos, reclamando porque teníamos muy pocos colores o ya no nos quedaban hojitas para pintar, juegos de palabras o pupiletras.

Hoy vi a Jimmy dos días después de su operación. El cambio en él era demasiado notorio. El dolor lo tenía apagado de todas las formas posibles, no podía hablar, con las justas nos podía mirar... Fue doloroso y penoso verlo así, siendo él tan diferente...
Sin embargo, detrás de todo ese sufrimiento post operatorio pude percibir en él una chispa del ánimo y picardía que lo caracteriza, lo cual me hizo pensar que para Jimmy, nada está nunca perdido. Y sé, muy dentro de mí, que su recuperación será rápida. Al menos eso espero con todo mi corazón :)

Cuando empecé a ir al Hospital del Niño a visitar a los niños nunca pensé llegar a encariñarme con personas prácticamente desconocidas para mí. Pero así fue, y los rostros desconocidos sin nombre empezaron a volverse familiares y a tener una identidad... Su dolor, su sufrimiento, sus añoranzas, sus esperanzas se vuelven parte de ti y te identificas con ellos rápidamente.

Es curioso también cómo la letra de la canción de Dave Matthews Band puede aplicarse a esta situación, con nombre y todo incluido...

Lately I've been feeling low


A remedy is what I'm seeking

I take a taste of what's below

Come away to something better

What I want is what I've not got

And what I need

Is all around me

Reaching searching never stop

And I'll say...



If you could keep me floating

Just for a while

Till I get to the end of this tunnel brother

If you could keep me floating

Just for a while

I'll get back to you



Sometimes a jimi thing slides my way and keeps me swinging

I'd like to show you what's inside

And I shouldn't care

If you don't like it

Brother chaos rule all about

Sometimes I walk there

Well yes God knows sometimes I take a bus there

Shouldn't care shouldn't care

Bereaved as I'm feeling




Yo sólo espero que Jimmy pronto pueda ser el mismo de siempre y de lo único que tenga que quejarse es que no tenemos suficientes hojitas para pintar.


---- (continuación el domingo 01 de marzo)---

Hoy volví a ver a Jimmy... estaba dormido cuando llegué y pregunté a su mamá cómo estaba... De repente Jimmy abrió los ojos y me miró. Le sonreí y extendió una mano hacia mi. Cogí su pequeña mano y me enterneció totalmente...

No sé cuando vuelva a ver a Jimmy... y eso me da un sentimiento de nostalgia... pensar que ese niño se llevó una parte de mí... y espero que siempre la lleve con él :)

1 comentario:

Diego Moreno dijo...

Y tienes la razon... volveras a ver a Jimmy... todos somos iguales... somos mortales... pero a la vez podemos no serlo cuando nuestras acciones sobreviven al paso de los años... Jimmy te agradecera por el resto de los dias..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...