viernes, 16 de enero de 2009

Divagaciones vol. I "señora no se lleve mi carrito"



Muchas veces las personas vivimos momentos indignantes, en los cuales simplemente nos provoca gritar o patear algo... Pero si somos personas civilizadas y racionales, no lo haremos... al menos no en ese momento...

El otro día me pasó algo que casi me hace perder la paciencia... pero me contuve...

Resulta que estaba haciendo la cola para pagar en el supermercado y estaba sacando las cosas de mi carrito de compras para ponerlas en la faja de la caja registradora...
Detrás de mi había una señora, también con su carrito. Eso no me molestó: es completamente normal que una persona haga cola detrás de ti, lo indignante sería que esa persona intente tomar tu lugar o algo así.

En este caso, la señora pegó su carrito al mío intentando avanzar, sin éxito, porque mi carrito (con artículos dentro de él aún) se estrellaba contra la faja de la caja registradora. Al ver que sus esfuerzos por avanzar eran inútiles, la señora no encontró mejor solución que coger mi carrito y empujarlo hacia un lado.
Yo la miré sin poder creerlo.

En primer lugar: aún tenía parte de mis compras en el carrito y ella los estaba alejando de mí.
En segundo lugar: la señora no parecía darse cuenta de nada, simplemente quería avanzar.
En tercer lugar: no por estar más cerca de la caja registradora la iban a atender más rápido a ella ni a mí. (Cabe resaltar que había otra persona delante de nosotras, la cual aún no había terminado de pagar).
En cuarto lugar: ni siquiera había espacio para el resto de mis compras en la faja y la señora parecía querer adelantarse más y más para empezar a poner SUS compras en la faja...
En quinto lugar: ME QUITABA MI CARRITO QUE NO ESTABA DEL TODO VACÍO.

Eso me molestó un poco... Un poco de respeto al espacio personal, por favor.
No me importa apurarme un poco y seguir sacando mis cosas. No niego que mientras más rápido sacas tus cosas, más rápido te atenderán (en teoría, ya que todo depende de la habilidad o la experiencia de la cajera que te toca), pero si aún falta una persona para que sea tu turno: cuál es la prisa?

Supongo que la señora no se dio cuenta que mientras más alejaba el carrito de mí, más me iba a demorar en llegar a las cosas que aún había dentro. Probablemente ni cuenta se dio que mis cosas seguían dentro, cegada por su propio interés en avanzar y seguir avanzando...

Después de divagar entre un asunto tan trivial como momentos irritantes que pueden surgir durante una cola en el supermercado, sólo me queda una cosa que decir:

No me importa sacar mis cosas apresuradamente, no me importa que haya una persona presionando para que la cajera sea más rápida y que yo pueda irme y le toque a ella... pero sí me importa, y mucho, que me quiten mi carrito de compras cuando aún no está vacío...

Señora: la próxima vez que haga su cola en el supermercado y le toque delante alguien que aún no termina de sacar sus compras y usted está apurada, o simplemente le molesta esperar: entonces ayude, ayude a sacar las cosas. Esto será tomado como un acto de solidaridad o tal vez civismo. Aunque sus intenciones sean otras, estas seran de su conocimiento y de nadie más.
Pero por favor, no aleje el carrito de una persona que aún no termina de sacar sus compras!
Se agradece :)

1 comentario:

Ricardo :D dijo...

Si hay señoras locas por todas partes, son como una plaga.

Gritan, hablan de ti en tu cara como si no estubieras ahi, se pelean, son tercas, te golpean (codazos en las filas y en los micros).

Me han pasado situaciones similares -.-

Bueno , soy el primero en poner algo, cual es mi premio!? :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...